martes, 4 de mayo de 2010

Conexión Sur - Norte


¿Recordáis estos pendientes?

Si. Son aquellos que vinieron desde el sur. Unas delicadas mariposas de plata finamente trabajada que en su momento salieron de Toledo como un regalo de su tía.
Y desde el cálido sur llegaron a las frías tierras del norte para que les diera un cambio de imagen.

Con una condición... "haz lo que quieras con ellas".

Ya que tenía su permiso para hacer lo que fuera necesario, comencé por separar las piezas con el objetivo de poder integrar las mariposas en el nuevo diseño. Hay que tener en cuenta que por si solas tenían un tamaño suficientemente grande.
Como resultado quedaron dos mariposas con ganas de volar y dos flores.
Puestos en faena, quité la pieza central en forma de pluma de las dos mariposas..... en mi cabeza se iba formando una idea más o menos clara de lo que quería hacer.

Ellas debían ser el eje central del nuevo diseño, por su delicadeza y belleza.

Cuando las tenía en las manos, me impresionaba el trabajo artesanal que se veía detrás de cada pieza. Te recuerda que en un mundo en el que todo es producción en cadena, en cantidades industriales, todavía se encuentran pequeños tesoros como este. Hechos artesanalmente, con muchas horas de saber el oficio, de trabajo y de arte.
Qué menos que darles toda la importancia que se merecían!

Por ello era necesario agregarles poco color, que fuera discreto, combinable con todo tipo de prendas y por eso opté por una pieza de cristal alargada, curvada sinuosamente, en color humo. Coordinada con cristales facetados en malva y acero.
Tonos elegantes, perfectamente adecuados entre sí. Unidos en un único engarce, como si de una pieza larga se tratara. Para equilibrarse correctamente con el tamaño de la mariposa.

El nexo común de todas éstas piezas, serían unas cadenas. Tuve muy claro que quería jugar con cadenas diferentes, variando el tamaño y el tipo de eslabón.

Pero, como suele ocurrir en muchas ocasiones lo que tienes en mente, cuesta encontrarlo. La imagen que te has hecho, no se corresponde con lo que ves. Las cadenas que veía me dejaban bastante indiferente. A todas les faltaba ese "algo" que no sabes de qué se trata hasta que lo encuentras e inmediatamente sabes que es lo que buscabas. Toda una sensación.

He de decir que esas mariposas han recorrido unos cuantos kms. conmigo en la búsqueda de ese algo. Pero afortunadamente llegó el día y la encontré. Una cadena gruesa, de eslabones sencillos y largos con una delicada filigrana de diminutos cuadros. El alma gemela para el repujado de las mariposas.

Para completar, elegí una cadena de calibre inferior, de eslabones lisos y pequeños.

Ya tenía todos los materiales.....

Comencé por engarzar las piezas de cristal con la cadena gruesa. Colocadas a una distancia unas de otras, lo suficientemente larga como para crear una armonía entre ellas, creando un largo sautoir. El marco ideal para englobar las piezas principales del diseño.

La otra cadena, tuvo el papel de alojar las flores de las que pendían las mariposas. Quedaron colocadas al cuello, y desde la parte central de esa vuelta, partía una finísima cadena ornamentada con cristales facetados intercalados con cristales de Swarovski que para todo aquel que visite este blog, ya sabe que son uno de mis materiales preferidos a la hora de diseñar. Por su colorido y esos destellos de luz que iluminan cualquier pieza.

En esa cadena coloqué separadamente las dos mariposas. Una encima de la otra. Dos piezas gemelas que terminaban en una larga cola, formada por un cristal de Swarovski y la pieza de plata en forma de pluma de la parte principal de la mariposa. Aquella que os comenté al principio del post.

Una cola que aportaba todo el movimiento de las piezas, como si estuvieran balanceandose con ganas de coger impulso y echarse a volar.....


Fiel a mi estilo, bastante influenciado por épocas pasadas que son mis preferidas, como la modernista y los años 20, decidí impregnar el diseño con un toque antiguo. Cuatro cadenas caían lánguidamente a ambos lados de las mariposas, sujetándolas en su balanceo.


Ha sido todo un reto diseñar este collar. Lo he montado en varias ocasiones, y en otras tantas lo he deshecho porque no sentía ese vuelco que te da el corazón cuando sabes que has encontrado lo que querías. Pero cuando tuve esa sensación me quedé tranquila y satisfecha.
Hemos pasado unas cuantas horas juntas y ahora ya nos conocemos bien.

Conseguí mi objetivo. Un diseño que puede ser lucido en innumerables ocasiones, con atuendos más informales como una preciosa blusa y un vaquero, o con un estilismo más formal.

Esas mariposas han volado hasta el sur. Ahora pasean con su dueña, disfrutando de esa luz de Andalucía, donde la alegría se encuentra en cada esquina.



Gracias reina por tu enorme confianza. Me has seguido y apoyado desde que comencé en este mundo virtual. Pero sobretodo gracias por estar siempre siempre ahí.

Ha sido todo un placer.

13 comentarios:

Cris Sevilla dijo...

Mi niña, sin palabras me has dejado, que preciosidad... esperaba algo especial, como todo lo que tu haces, pero esto es... bufff... no hay palabras!
Besos artista!!
Cris

maba dijo...

impresionante, Bea... impresionante, de verdad.. es precioso..

una maravilla

besos

the healthy ghost dijo...

OHHHHH!!!!! Qué suerte tiene Ni!
Has hecho un trabajo maravilloso.
Artista!
Un beso.

nimenos dijo...

Es tan especial... y como me ha gustado saber todo el proceso creativo, la búsqueda, las dudas, las ilusiones que pones en tu trabajo... Eres única... lo sabes, verdad?

Es por eso que me tienes aquí siempre...

Mil besos sultana

Eli dijo...

¡Bea, que preciosidad de collar!
no tengo palabras... No me sorprende que la propietaria esté encantada... Eres una pedazo de artista ¡OLE!
Nena, tú vales un potosí.
ELI

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Piezas preciosas.
Me quiero comprar un collar de perlas pero no se si ir a un chino o a brigitte Bijoux, es tremendo.

La Ratita dijo...

Entre que todo lo que haces me encanta y que soy "la tonta de las mariposas" y tengo miles en colgante, broches y demás...
pues sin palabras me he quedado con esa maravilla de collar y envidio muchísimo a su poseedora.
Besos.

coco dijo...

bea, es impresionante, es que parece que cuando has tocado techo, vas y te superas en lo insuperable.

bravo bravo y bravo

besazos

Michis dijo...

Realmente es una maravilla, para que luego digan que hay cosas que no se pueden superar....
besos!!

FFW-FASHION MANAGEMENT dijo...

Puedes estar muy orgullosa de ti misma, porque es una pasada, felicidades!! un saludo!

Deunaenuna dijo...

Hola! Me encanta tu blog y las cosas que haces, lo pondré en el mío como recomendado, te paso el mío para que le eches un vistazo!:D http://www.ropa-deunaenuna.blogspot.com/
Besitos!

Zepequeña dijo...

Que exquisito...

Zepequeña.

Agustín dijo...

Una transformación muy chic