lunes, 19 de abril de 2010

Una visita desde el sur


Hace un tiempo que estas mariposas llegaron de visita. Un largo viaje desde el sur. Con un propósito firme. Renovar su imagen.

Vinieron volando en forma de pendientes. Unos pendientes cuyo origen estaba en Toledo. Pues de allí salieron en forma de regalo de una tía suya para aterrizar en las soleadas tierras andaluzas.

Eran de plata, repujada finamente. Todo un trabajo de orfebrería como sólo en Toledo saben trabajarla. Muy artesanales y delicadas.

Después de una serie de pruebas, llegó el cambio requerido y hoy vuelan entre el olor a fiesta y azahar.

Queréis saber lo que les ocurrió?

En dos días la solución...... no os vayáis muy lejos!!

6 comentarios:

Blair dijo...

son ideales!!!besos

maba dijo...

son maravillosos!!!

estoy deseando ver qué hiciste pero viendo el original.. tras pasar por tus manos.. espectacular!!!

besos

nimenos dijo...

qué misterio, ohhhh.... ;-)

Cris Sevilla dijo...

Pues viendo lo preciosos que son los originales, me imagino la maravilla que saldrá después de pasar por tus manos mágicas.... que intriga...
Mil besos preciosa!
Cris

coco dijo...

me muero de ganas de ver el resultado!!!!

Peque a la Moda dijo...

Qué preciosidad! Son maravillosos. A ver si nos cuentas qué ha sido de ellos!